Cruces, Unidad atención a transexuales
Agosto 14, 2009 · Noticia en HOSPITAL DE CRUCES

Desde enero funciona en Cruces una unidad de atención a transexuales con una psiquiatra, un endocrino y un cirujano

Una treintena de ciudadanos vascos ha cambiado de sexo en los últimos cuatro años en Euskadi. Las operaciones han sido financiadas con las ayudas aprobadas por el Departamento de Bienestar Social del Ejecutivo autónomo, que el pasado año ascendieron a 60.000 euros.

Berdindu, el Servicio vasco de atención jurídica y psicológica a los colectivos de Gays, Lesbianas y Transexuales, es el encargado de recibir las peticiones de los ciudadanos que desean realizar el proceso de cirugía de reasignación sexual, y de canalizar las ayudas. En 2008, Berdindu recibió un total de veintiún peticiones, de las que se atendieron once asignándose un presupuesto 60.000 euros.

Con ese dinero se cubrieron mastectomías, implantes mamarios y operaciones de vaginoplastia y faloplastia (creación en el quirófano de los órganos sexuales externos femeninos y masculinos).

Aunque la dotación presupuestaria procede de fondos públicos, Osakidetza no hace las operaciones en sus hospitales. Los transexuales acuden a centros privados. «Algunos de los mejores cirujanos de España en este campo se encuentran en Bilbao», asegura una persona encargada de asesorar y atender a los transexuales vascos, un colectivo que en Euskadi cuenta con entre 90 y 180 personas. De no operarse en Bilbao, los transexuales acuden a clínicas de Málaga, Madrid y Barcelona. También a hospitales de Bélgica, Holanda y Tailandia, países avanzados en estas técnicas quirúrgicas y donde las operaciones tienen un menor coste.

El llamado proceso de reasignación sexual (tratamientos hormonales) sí es cubierto por Osakidetza.

Unidad en Cruces
Tras años de peticiones, desde enero de 2009 funciona en el hospital vizcaíno de Cruces una unidad de atención a transexuales compuesta por una psiquiatra, un endocrino y un cirujano. Este equipo dependiente de Psiquiatría (y embrión de lo que podría ser en el futuro una Unidad de Género como las que ya funcionan en Cataluña, Madrid, Aragón, Andalucía, Canarias y Asturias aunque sólo en Madrid, Andalucía y Cataluña se opera en el sistema público) atiende, informa y asesora a los ciudadanos derivados desde los centros de asistencia primaria de las tres capitales vascas.

Desde Berdindu se subraya la conveniencia de que la sanidad pública asuma las operaciones de cirugía de reasignación sexual, algo que evitaría que los transexuales acudan a centros sin garantías. Complicaciones derivadas de esas intervenciones (como gangrenas provocadas por implantes de silicona industrial así como problemas psicológicos y de exclusión social) deben ser luego atendidas por Osakidetza. «Esta cirugía no es un capricho estético. Es una necesidad vital», apuntan desde Berdindu.

Un portavoz del servicio apunta también la conveniencia de que haya transexuales en las unidades de atención para atender las primeras dudas sobre la disforia de género -sentirse a disgusto con el sexo biológico-.
«El caso de Barcelona es una excelente oportunidad para plantear un gran debate social sobre estas operaciones.

Una persona de 16 años puede hacerse operaciones de cirugía plástica, optar a un transplante y, en breve, abortar sin consentimiento paterno. ¿Y no puede decidir sobre su sexo? ¿Debe ser un juez el que lo haga?», se pregunta Carla Antonelli, transexual tinerfeña y antigua responsable de estas cuestiones en el PSOE.

Tags: